¿Qué pagas cuando pagas un libro de texto escolar en el Perú?

Además de la coima para el colegio, en el precio del libro de texto también van los alquileres o costos de amortización de las superoficinas editoriales en San Isidro u otros distritos costosos; los salarios millonarios de sus gerentes y subgerentes, los almuerzos y desayunos y cenas diarias en restaurantes cinco estrellas para agasajar funcionarios gubernamentales o pactar negociados con sus representantes gremiales; los precios de los stands en las ferias en que se hacen publicidad, las membrecías a su “cámara”, los viajes nacionales e internacionales para perder el tiempo en congresitos, sus carros, combustibles y mantenimiento; los costos de eventos y conferencias con “especialistas” que cobran millonadas para “capacitar” maestros y maestras que asisten porque habrá lonchecito; los costos de los “regalitos” que les hacen a los directivos de los colegios a fin de año si se portaron bien y “compraron” (es decir, exigieron a los padres de familia) sus libros mal hechos; los costos de picado de libros no vendidos (para no hacerlos circular y sustituirlos por nuevas ediciones igualmente inútiles), los costos de importación y exportación, las cuentas de sus smartphones y sus iphones, de la luz de sus oficinazas, de sus sillas y escritorios de diseñador, de sus Macs y sus impresoras, y el agua y arbitrios y alarmas y mecanismos de seguridad; los costos del desperdicio ignominioso de papel y tinta en pruebas de corrección (que igual salen sin corregir).

También, aunque no pesan mucho, los salarios de hambre del personal de servicio que limpia sus oficnas y lava sus tazas y barre sus pisos y no puede pagar los libros que ayudan a fabricar; de los guachimanes que cuidan sus “activos”; los salarios de semihambre (de endeudamiento perenne de sus clases medias, editores, diseñadores correctores, capacitadores) que ganan muy por debajo de sus capacidades y currícula; los salarios y laptops y carros y gasolnas de sus “promotores comerciales” (o ¿debería llamarlos corruptores comerciales?). También va en el precio de los libros el IGV y otros impuestos que al final del ejercicio recuperan a través del mecanismo de proyecto editorial amparado por una ley del libro fallida y que solo los beneficia a ellos (y que cargan en el precio de los libros como si los pagaran), no a las editoriales pequeñas independientes ni a los autores y creadores, redactores y correctores, ilustradores, diseñadores diagramadores.

También van los costos del software (cuando lo pagan, y si no lo pagan igual lo cargan: Adobe, Apple, Microsoft, etc.) de procesos que podrían ser sustituidos por software libre. Y los sobreprecios de las imprentas chic, y los de los papeles supuestamente certificados. Y los honorarios de los estudios de abogados que “defienden” la “propiedad intelectual” haciendo lobby ante Indecopi en su “gesta” antipirata, entre otras mil tareas de leguleyo que cobran por hora en el teléfono. Y los costos de sus pantallazos en internet que sirven para nada más que impresionar maestros porque no apoyan en absoluto el contenido de sus pésimos libros y sirven sólo de marketing sin costo de minuto transmitido en radio o TV, pero lo cargan en los libros como si lo fueran. Y, por supuesto, van en el precio de los libros los “márgenes de ganancia” que “naturalmente” les corresponden a las empresas porque así lo quiso dios, de quien tanto hablan en sus libros; las utilidades que al final del ejercicio dicen no tener para no repartirlas como manda la ley. Y el estrés de todos esos empleados por salarios de supervivencia que tienen que obedecer órdenes de capataces más que de superiores.

Lo que no va en el precio de los libros son los miles de horas extra que trabajan esos profesionales de bajo rango y que no cobran; cuando mucho se los intercambian por horas libres o días de vacaciones; los impuestos laborales que no pagan a sus trabajadores “independientes” rompiendo la ley laboral que exige que los metan en planilla y no lo hacen; el déficit que cuelga en el hambre de artistas gráficos que cobran cualquier cosa por sus ilustraciones; no van las regalías de los autores que tienen que firmar contratos de exclusividad, clandestinidad y entrega, que no pueden ni acreditar el ser autores porque su trabajo es “propiedad de la editorial”; o las regalías de los autores de literatura que no venden porque “no son negocio” (sólo el libro de texto lo es en el contexto de la corrupción editorial-instituciones educativas, mercado cautivo, objeto de oligopolio); los costos del engaño, del plagio sistemático, del abuso con el pretexto de que “educan” y “hacen algo por el país”.

La educación en manos de ladrones sin escrúpulos, de cínicos tramposos, de corruptos abusivos. Ése es el mundo del libro en el Perú.

Anuncios

3 Respuestas a “¿Qué pagas cuando pagas un libro de texto escolar en el Perú?

  1. Wow la suma de la resta total. No sé si México padece de esa acumulación (con la estela que suelen traer las producciones oficiales no lo dudo) Que bueno descubrirte en tu calle

  2. la industria editorial del libro de texto es la que más trabajo da a los profesionales del sector, quien mejor paga (según el rango y seriedad de la editorial) y quien más aporta económicamente. Eso sonaría realmente bien si llevaran una gestión justa respecto a sus colaboradores, si no se dejasen llevar por la ola de la corrupción que ya no sólo está en el sector público como era el pardigma si no también en los colegios privados. Aquí se requiere una depuración en varias aristas, la editoriales podrían aprovechar este momento para sincerar su oferta y terminar con su eterna queja: “es que cada vez nos piden más cosas” o dejar pasar este torbellino, seguir con el negocio tal cual, esperar a que llegue febrero 2013, rozando con la clandestinidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s